ARRAIGO PARA LA FORMACIÓN

ARRAIGO PARA LA FORMACIÓN

 

Uno de los nuevos cambios que introdujo la modificación del reglamento de Extranjería con Real Decreto 629/2022, fue la creación de una nueva figura llamada Arraigo para la Formación, con la cual se pretende ampliar el abanico de opciones que tienen los extranjeros que se encuentren en estado irregular en España, y así, adquirir un permiso de residencia.

En tanto, en el presente escrito de una forma sencilla y práctica, nos centraremos en abordar las características de esta novedosa autorización, la documentación a aportar en el procedimiento y los tips a tener en cuenta al momento de la solicitud.

Comenzamos citando el artículo 124.4 del Reglamento de la Ley de Extranjería Real Decreto 557/2011, modificado por Real Decreto 629/2022:

Por arraigo para la formación, podrán obtener una autorización de residencia, por un periodo de doce meses, los extranjeros que acrediten la permanencia continuada en España durante un periodo mínimo de dos años”. Además, deberán cumplir, de forma acumulativa, los siguientes requisitos:

a)   Carecer de antecedentes penales en España y en su país de origen o en el país o países en que haya residido durante los últimos cinco años.

Este primer requisito es de obligatorio cumplimiento y la no aportación de los penales podría conllevar la inadmisión del procedimiento a trámite.

b)   Comprometerse a realizar una formación reglada para el empleo o a obtener un certificado de profesionalidad, o una formación conducente a la obtención de la certificación de aptitud técnica o habilitación profesional necesaria para el ejercicio de una ocupación específica o una promovida por los Servicios Públicos de Empleo y orientada al desempeño de ocupaciones incluidas en el Catálogo al que se refiere el artículo 65.1, o bien, en el ámbito de la formación permanente de las universidades, comprometerse a la realización de cursos de ampliación o actualización de competencias y habilidades formativas o profesionales así como de otras enseñanzas propias de formación permanente.

La forma de acreditar este requisito es con la aportación del formulario de compromiso de matrícula detallando:

 

1-    El tipo de formación, que puede ser:

       Formación reglada para el empleo o un Certificado de Profesionalidad.

       Cursos impartidos por centros autorizados o inscritos en registro de centros autónomos.

       Formación conducente a la obtención de la certificación de aptitud técnica o habilitación profesional necesaria para el ejercicio de una ocupación específica.

       Formación promovida por los Servicios Públicos de Empleo.

       Catálogo de Especialidades formativas: SEPE; SOC.

       Cursos de ampliación o actualización de competencias en el ámbito de la formación permanente de las universidades.

 

2-   La denominación completa del programa formativo o nombre de los estudios a cursar.

3-   La Entidad que imparte la formación. Nombre del centro de estudios.

4-   El domicilio de la misma Entidad que imparte la formación. Sobre este apartado, se ha de señalar que los estudios a matricular para la obtención de esta autorización tienen que ser de modalidad formativa presencial. En tanto, por regla general el domicilio de la Entidad formativa o la sede donde se impartan los estudios y el domicilio del solicitante deben estar enmarcados en la misma Comunidad Autónoma.

5-   La duración de la formación. La duración máxima será de 18 meses y según los criterios emitidos por la oficina de extranjería, no es válido aportar una formación ya iniciada. Asimismo, la fecha de iniciación de los estudios ha de ser después de la concesión de la autorización de la residencia solicitada.

6-   Fecha de matriculación prevista.

Como bien dice el artículo 124.4: “A estos efectos, la matriculación deberá haberse realizado en un plazo de tres meses desde la notificación de la resolución de concesión de la autorización de residencia”.

Es decir, hay que tener en cuenta los 3 meses que tiene la Oficina de Extranjería para resolver la solicitud, por lo que la fecha de comienzo de los estudios debe ser pasado los 3 meses desde la presentación de la solicitud; y luego, la matrícula tiene que ser dentro de los 3 meses siguientes a la resolución de concesión.

Como excepción, el mismo artículo señala que: “En los casos que la matriculación esté supeditada a periodos concretos de matriculación, deberá remitir a la Oficina de Extranjería prueba de la matrícula en un periodo máximo de tres meses desde la finalización de dicho plazo”.

 

DOCUMENTACIÓN REQUERIDA PARA PRESENTAR LA SOLICITUD

1- Pasaporte completo y en vigor del extranjero.

2- Empadronamiento histórico y cualquier otro medio de prueba donde se haga constar la permanencia continuada del extranjero en España por un periodo de dos años como mínimo.

3- Antecedentes penales del o los países donde haya residido durante los últimos 5 años antes de su entrada a España, apostillados o legalizados.

4- El compromiso de matrícula con las características mencionadas anteriormente.

5- El resguardo de pago de la tasa administrativa (Modelo 790 código 052, epígrafe 2.5), que se devengará en el momento de admisión a trámite de la solicitud, y deberá abonarse en el plazo de diez días hábiles.

 

¿PODRÁ SER PRORROGADA ESTA AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA?

La respuesta es sí, se podrá prorrogar una única vez por doce meses más, en el caso de que los estudios no se hayan superado, ya sea porque su duración es mayor a 12 meses o porque el estudiante necesite hacer algún examen extraordinario fuera del plazo de los 12 meses iniciales. De esta forma, lograr el Certificado de aprovechamiento de los estudios.

Hay que destacar que la prórroga se podrá presentar solamente en función de los mismos estudios y con la misma Entidad que imparte la formación, es decir, aconsejamos que por todas las vías terminen satisfactoriamente los estudios por los cuales le concedieron la autorización de residencia, y que posteriormente puedan solicitar la modificación al permiso de residencia y trabajo.

Una vez superada la formación, y durante la vigencia de la autorización de residencia, entraríamos en la fase donde el interesado podrá presentar la solicitud de autorización de residencia y trabajo ante la Oficina de Extranjería. Para ello, deberá probar haber superado la formación prevista en la solicitud de residencia, junto a la aportación de un contrato de trabajo. Importante resaltar que los servicios o funciones reflejados en el contrato, tienen que estar relacionados directamente con los estudios cursados.

Además, dicho contrato deberá ser, mínimo 30 horas semanales y garantizar al menos el salario mínimo interprofesional, o el establecido por el convenio colectivo de aplicación, en el momento de la solicitud.

La autorización para trabajar que concederá la administración en estos casos será de dos años.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *